domingo, 27 de julio de 2014

TERCERMUNDISMO IMPRESENTABLE DE LAS OBRAS DEL METRO



Los navajazos de los políticos de profesión llegan a extremos alucinantes. Estos días, previos a la inauguración del tranvía que llaman “metro” (por algunos tramos subterráneos), un político anda presumiendo de que una compañera suya es quien lo ha hecho posible. La mentira es tan patente, que ningún competidor se toma la molestia de contradecirle. Precisamente, una de las frases más soviéticas que se han pronunciado sobre esta cuestión la dijo esa compañera, que amenazó con meter el tranvía por el centro de la Alameda, aunque los malagueños no quisiéramos. Además, el jactancioso y desmemoriado político no menciona los DIECINUEVE AÑOS de espera, la ruina de muchos comerciantes de Carretera de Cádiz, Unión y Callejones, el desprestigio de la ciudad y el sufrimiento de ser engañados un año tras otro.

NO SE PUEDE COMPRENDER EL TERCERMUNDISMO DE LAS OBRAS DE ESTA INFRAESTRUCTURA. Dan un plazo de TRES AÑOS para perforar un túnel de trescientos metros, para llegar a un mamotreto horroroso delante del edificio que simboliza la explotación colonial de Málaga. Tres años (que no cumplirán, como ya hemos visto), para una obra que puede hacerse en DOS MESES Y MEDIO. Nos han dicho que se trata de precio, por lo que es inevitable la pregunta: ¿Es más barato poner una ciudad patas arriba, demoler puentes, arruinar a comerciantes, desprestigiar la ciudad y abusar de la paciencia del pueblo que contratar una tuneladora por dos meses?

Abrir túneles en trinchera dejó de hacerse en las ciudadces civilizadas hace dos o tres generaciones. ¿Por qué tenemos que soportar esos túneles tercermundista nosotros?
Málaga se mueve
CLUB BELLAS ARTES MÁLAGA
Twitter: @malagaporsi
Participa  malagapuede@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada