jueves, 15 de noviembre de 2012

NECESITAMOS REIVINDICARNOS COMO MALAGUEÑOS.

Bailemos por malagueñas los sábados a las 11 de la maañana en la Plaza de la Constitución.

Discusión en una parada de autobús de la Alameda Prtincipal, el día de la huelga.

Había muchos funcionarios sevillanos infiltrados en las manifestaciones. Uno de ellos, gritó en una parada del bus: como estoy en ev illa, viva Sevilla. Uno de la cola le replicó: "Estamos en Málaga, y a toda honra. Los sevillanos, a la mierda". El sevillano repuso: "Le pese a quien le pese, Málaaga es un pueblecito de Sevilla".

Ese el el pensamiento que hay detrás del trato que el gobierno de los sevillanos propina a Málaga. Así estamos como estamos: la última en hospitales, la última en uinversio por estudiante, la última en todo. El gobierno sevillano impide obstinadamente todo intento de la ciudad de Málaga para desarrollarse.

Y, PARA COLMO, YA HAY MALAGUEÑOS QUE SUFREN YA EL SÍNDROME DE ESTOCOLMO Y SALEN A VITOREAR A SEVILLA, como los esclavos que besaban las manos torturadoras de sus amos.

Si nos negamos a morir, si no queremos que se funda en la nada una historia y una tradición de 3.000 años, hay que reaccionar.

PARA EMPEZAR.

Vayamos los sábados a las 11 de la mañana, a bailar por malagueñas en la Plaza de la CoNStitución.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada