martes, 1 de septiembre de 2015

LOS ARQUITECTOS EQUIPARAN DEMOLER EL MÁLAGA PALACIO CON LA CONSTRUCCIÓN DE CALLE LARIOS


Los arquitectos plantean la desaparición 
de toda la manzana 
para unir la Catedral con el Parque.
Diario
DIARIO SUR
Si se hizo con la calle Larios, ¿por qué no con la manzana del Málaga Palacio? El Colegio de Arquitectos defiende la idea plasmada en su documento de sugerencias al avance del nuevo Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri) delCentro Histórico para derribar la manzana que domina el hotel de forma que se genere un nuevo espacio libre que ponga en valor la zona monumental de la Catedral y la conecte con un futuro paseo del Parque y plaza de la Marina totalmente peatonales. Esta propuesta, adelantada ayer por este periódico, tiene sentido para el nuevo decano electo de la entidad, Francisco Sarabia, quien, en declaraciones a SUR, llegó a compararla con lo que supuso la construcción de la calle Larios a finales del siglo XIX, para lo que fue necesario la demolición de un buen número de edificios.
«La calle Larios fue una apertura viaria que supuso expropiar, pero la gente piensa que lleva ahí toda la vida», comentó Sarabia, quien defendió que la desaparición a largo plazo de la manzana del Málaga Palacio es «por lo menos planteable». Para el nuevo decano, la renovación delPepri Centro supone una oportunidad de «mejorar la ciudad en letras mayúsculas y eso significa hacer cosas, pero también deshacer algunas».
«Hemos echado en falta que el Ayuntamiento también hubiera lanzado alguna propuesta atrevida, pero desde el colegio no podemos hacer otra cosa que ser atrevidos y más ahora. Cuando tengamos que poner los pies en la tierra y ver cuánto cuesta, se matizará todo. Pero ahora no nos tienen que doler prendas y, por su puesto, con la salvaguarda del derecho a la propiedad de lo que allí existe. Que no teman lo más mínimo por su propiedad, sería lo último. Esto no es para cinco o diez años, pero ¿y en 25 ó 50?», argumentó Sarabia, 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada