lunes, 21 de enero de 2013

NUEVO ENGAÑO DE LA JUNTA SEVILLANA



La Junta rechaza por daños ecológicos la ampliación del puerto de El Candado

 

SE TRATA DE UNA NOTICIA PUBLICADA EL 21 DE ENERO DE 2013 EN el diario SUR.

NO NOS HEMOS ENTERADO TODAVÍA DE QUE “MEDIO AMBIENTE” MIENTE EN TODO LO QUE SE REFIERE A MÁLAGA, PORQUE SE TRATA DE UNA OFICINITA DE LA JUNTA SEVILLANA, QUE OBEDECE CIEGAMENTE SUS DISPOSICIONES HOSTILES A MÁLAGA.

LOS TÉCNICOS AFIRMAN QUE EL CANDADO NO AFECTA LA BIOLOGÍA DE LA BAHÍA ERN LO MÁS MÍNIMO

 
El proyecto que había propuesto el club supondría eliminar una playa y daños a otra, según la Consejería de Fomento 
Los gestores de este recinto propusieron hacer una nueva playa a continuación del dique
El proyecto contempla pasar de 300 atraques a mil, con una inversión de 66 millones de euros
El club náutico de El Candado se quedará como está. La marina, que es la más importante actualmente de la capital, con 300 amarres, no se podrá ampliar conforme al proyecto presentado por su actuales gestores, y que contaba con el respaldo de un grupo de inversores privados. La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta -de la que dependen a efectos administrativos los puertos deportivos de Andalucía- rechaza la actuación, al entender que supondría daños medioambientales.
La Agencia de Puertos (APPA) confirma que El Candado presentó en 2008 una propuesta de ampliación, que se basaba en una extensión de unos 300 metros del dique y el contradique hacia Levante, lo que obligaba a destruir la pequeña cala existente (conocida como Candado Beach). La intervención se considera, por tanto, «ambientalmente implanteable». Pero había un problema adicional: según los estudios realizados, la intervención interrumpía el flujo de las corrientes, por lo que alteraría la llegada de arena a la franja costera situada a poniente (playa del Chanquete), que tiene en torno a medio kilómetro y que resultaría afectada. «La zona oriental se quedaba casi sin playas», recalcan desde el organismo dependiente de la Consejería de Fomento.
Todavía cabe la posibilidad de acometer una extensión del recinto, según las fuentes consultadas, aunque tendrá que ser bajo un nuevo proyecto que contemple un recrecimiento únicamente hacia el exterior, esto es, hacia alta mar, lo que también supondrá un coste muy superior al previsto inicialmente.
Traslado de la playa
José Miguel Arregui, presidente del club El Candado, confirma que el anteproyecto contemplaba trasladar el muelle de Levante al final de la playa de Candado Beach, que quedaría por tanto dentro del nuevo recinto; aunque matiza, de una parte, que esa cala «no existía hasta que se construyó el puerto»; y de otra, asegura que la entidad propuso hacer otro arenal y mantenerlo, con las aportaciones de material necesarias. Esta se ubicaría en el roqueo situado entre la marina y el Peñón del Cuervo.
En cuanto a la del Chanquete, Arregui admite que se podrían dar posibles afecciones por el nuevo espigón, aunque en este caso se propuso llevar a cabo un estudio de impacto ambiental, que no llegó a materializarse por la falta de respuesta de la Junta a sus solicitudes de información.
El objetivo era conseguir una instalación con 600 amarres en agua (para barcos de entre ocho y 40 metros) y otros 400 en marina seca; con su concesión actual (que llega hasta 2056 y, por tanto, no tendría necesidad de ampliarla) y con una inversión prevista de 66 millones, aportada por un grupo de empresarios «de reconocida solvencia».
En cambio, también pone de relieve que ahora con la crisis la demanda ha bajado considerablemente: «Por primera vez tenemos dos amarres pequeños libres». De manera que se plantea llevar a la próxima asamblea general una propuesta de «desistir» de la ampliación. A este respecto, el responsable del club critica que en ningún momento han recibido una respuesta oficial por parte de la Consejería de Obras Públicas (ahora Fomento), ni en un sentido ni en otro. «Nunca nos han contestado; hemos intentando negociar con los sucesivos gerentes de la APPA, pero en Sevilla no ha habido forma de que nos den un documento oficial o con instrucciones sobre cómo actuar», y añade: «Llevamos años y años intentándolo y nadie se ha tomado interés».
En cualquier caso, recalca que aún no tienen ningún informe que les diga que el Gobierno andaluz lo rechaza oficialmente: «Jamás han contestado a más de cincuenta escritos. Es un ninguneo absoluto, y eso que no pedimos ni un céntimo», denuncia. Arregui todavía no tira del todo la toalla: «Nos vamos a dirigir al nuevo gerente y le vamos a plantear el tema, para que se pronuncie en un sentido u otro».
Proyectos varados
Lo cierto es que este no es el único, ya que otros puertos de la Costa del Sol aspiran a ampliar el número de amarres, aunque, de momento, ninguno de ellos ha conseguido arrancar. Así ocurre, por diferentes razones, con el de Caleta de Vélez, Puerto Marina, la Bajadilla y Fuengirola. El único que tiene visos de prosperar a medio plazo es el de Benalmádena, que está ultimando la tramitación administrativa con la Agencia de Puertos, y que prevé duplicar el número de atraques actuales (tiene 1.100). La inversión estimada es de 70 millones.
En cambio, en la Bajadilla (Marbella) el escollo no está en el Ejecutivo autonómico sino en la falta de liquidez de la empresa concesionaria de la ampliación (formada mayoritariamente por el jeque Al-Thani e integrada también por el Ayuntamiento de Marbella). La Agencia Tributaria reclama los 750.000 euros del canon correspondiente al ejercicio de 2012, que debe abonar en función de lo estipulado en el contrato de concesión, una vez concluido el último plazo legal que le dio la APPA. La Junta estudia aún las acciones que pondrá en marcha ante la acumulación de incumplimientos de los adjudicatarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada