viernes, 13 de junio de 2014

Málaga necesita disuadir a quienes pretendan engañarla.


Durante los últimos decenios hemos visto, y sufrido, que se nos mentía constantemente a los malagueños. A veces, se trata de no llamar a las cosas por su nombre, usando eufemismos; lo que es doble engaño.


Las sociedades vigorosas y con iniciativa, que son señoras de sí mismas y no aceptan los mandatos que exigen mansedumbre, logran serlo porque se organizan. La Málaga que fundó la “Sociedad de Amigos del País” y otras instituciones semejantes, demostró mayor energía que la contemporánea.


YO NO CREO QUE LOS MALAGUEÑOS HAYAMOS PERDIDO EL ORGULLO NI LA DIGNIDAD… pero sí parece que las mentiras reiteradas nos han domesticado demasiado. Ser civilizado no es lo mismo que ser un autómata.


Málaga necesita ponerse en marcha para demostrar que sigue siendo la gran innovadora que siempre ha sido durante los dos o tres últimos siglos.


Nos urge fundar el CLUB BELLAS ARTES DE MÁLAGA.


Participa: malagapuede@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada