martes, 9 de diciembre de 2014

DEBIDO A LA PREVARICACIÓN INDUDABLE DE LA JUNTA

MÁLAGA NECESITA

UN ALCALDE

MENOS PRUDENTE

Hace años, tal vez en una emisora nacional, Francisco de la Torre dijo que “fue un error tremendo que Málaga se sometiera a la junta” No se le ha vuelto a oír nada semejante. Elías Bendodo, que es un tío muy culto y está muy bien infirmado de lo que ocurre en toda la provincia, conoce a fondo y en detalle las marginaciones y ofensas de la junta a Málaga. Todos los miembros malagueños del PP saben tanto como Delatorre y Bendodo, pero llegó su partido y les mandó callar. Porque el primer objetivo de todo partido es conseguir mucho poder que le permita colocar a muchos de los suyos ganando grandes sumas. Aunque su propuesta para presidir la junta sea Moreno, cuya propaganda parece que la diseñase un enemigo suyo.

Todo apunta a que el PSOE da a Málaga electoralmente por perdida, pues ninguno de sus cargos abre la boca ante las afrentas y posibles prevaricaciones de la junta contra Málaga. Además, mantiene como candidata a la gaditana que vive en Mijas, aunque todos sabemos que tiene menos posibilidades que una papelera en el fondo del mar de Alborán. Esta señora sabe tan poco de Málaga, que convoca reuniones de militantas y si una de ellas le dice que necesita una papelera a la puerta de su casa, va y convoca una rueda de prensa para decir que “faltan papeleras en Málaga”, aunque haya rincones de la ciudad donde hay tantas que llegan a ser molestas o poco estéticas.

De I.U. tampoco debemos esperar nada, puesto que es corresponsable de las enormes y obscenas afrentas que la junta nos ha propinado los últimos tiempos, sobre todo a cargo de su ex concejala cordobesa.

No podemos esperar que ningún político,

aunque sea natural de Málaga,

 abra la boca para indicarnos el camino más rápido para salirnos

de este invento diabólico y destructivo.

Quien caiga en la tentación de creer a los políticos junteros que vienen a decirnos que vivimos en el paraíso o dé por buenas las cuentas tramposas que nos hace la junta, debería recordar que las prospecciones bancarias de los años setenta situaban a Málaga como la tercera o cuarta población de España en 1993, y mucho antes, como la ciudad más próspera y dinámica de la mitad sur de España. En todo o en parte, todo eso lo han impedido con las órdenes que Alfonso Guerra dio al PSOE contra Málaga.

Con frecuencia, la prudencia es la principal enemiga de la valentía y la gallardía. En esta hora amarga en que se nos roba y miente tanto, necesitamos un político valiente y gallardo. POR LO TANTO, NECESITAMOS UN ALCALDE LO MÁS  IMPRUDENTE POSIBLE.

Colabora CLUB BELLAS ARTES MÁLAGA

malagaviva@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada