miércoles, 12 de noviembre de 2014

SIN PARANGÓN, PABLO ALBORÁN

De Málaga no surgen tantos artistas como impulsa el mercantilismo adocenador en otro lugar, pero cuando surgen, suelen ser la releche.
Salieron de Málaga para triunfar en serio, incluyendo el ámbito internacional, Miguel de Molina, La Repompa, Marisol, Miguel de los Reyes (al que tanto imitan en otros lugares, sin nombrarlo), Antonio Molina, Dani Rovira y ahora están pasmados en el mundo con Pablo Alborán.
 
 
Es acojonante el carisma de este Pablo Moreno, el niño de la Malagueta. Pero lo es más su talento. No es sólo lo maravillosamente que lo ha dotado la Naturaleza, sino lo que se ha afanado por documentarse y desarrollar sus facultades. No es posible determinar si existe algún porcentaje de pose impuesta en su conmovedora naturalidad, pero sí podemos afirmar que hay músico parrato. Anoche, martes, en El Hormiguero y el domingo pasado, en el programa de Mari Tere Campos, demostró sobradamente su capacidad de improvisar, de crear música en el momento, talento que está muy poco o nada difundido.
 
 
Hay músico para rato, no sólo porque lleva tres años de dominio absoluto del mercado, domino que crece. También, porque no es difícil imaginárselo, a los treinta años, componiendo conciertos, comedias musicales y, tal vez, el himmo que Málaga no tiene. Antonio Molina o Manzanita grabaron canciones dedicadas a Málaga, siendo la de Manzanita una alucinante maravilla que muy pocos conocen. Pero un himno verdaderamente ceremonial no tenemos; es posible que al superniño Pablo Moreno se le ocurra escribirlo.

Málaga se mueve

CLUB BELLAS ARTES MÁLAGA
Twitter: @malagaporsi

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada