sábado, 10 de marzo de 2012

La trola sanitaria del PSOE en Málaga

10.03.12 -
JAVIER RECIO SUR


Hay cosas con las que no hay que jugar. Ni siquiera en campaña electoral, porque la gente, que nadie se olvide, no es tonta aunque se la trate como tal. Los socialistas han tenido la brillante idea de lanzar sus propuestas sanitarias delante de un hospital. Bueno de un chare. El del Guadalhorce. El problema es que este centro, que fue una de las grandes invenciones de Manuel Chaves, está cerrado. Y no es porque se haya producido un problema puntual, de intendencia. No. Es porque aún no se ha abierto por primera vez. No está inaugurado. Acto que se tendría que haber producido hace cuatro años. Así al menos lo anunció a bombo y platillo el entonces delegado de la Junta en Málaga José Luis Marcos. Es más, para más inri, la consejera de Salud ayer adelantó (no lo tomen en sentido irónico) que el chare abriría el año que viene, o sea doce meses después de lo anunciado por ella misma. Pues bien, teniendo en cuenta estos antecedentes, un comunicado enviado desde el PSOE relataba lo siguiente: «La comarca del Guadalhorce da un paso más, y ahora 100.000 ciudadanos verán como se cumplen los tiempos. Los socialistas nos marcamos unos objetivos y unas prioridades con esta infraestructura y los estamos cumpliendo». La cita es literal. Hombre, todavía podría haber sido peor. Por ejemplo, si hubieran hecho referencia a los chares de Mijas y de Estepona, que también tendrían que estar en servicio desde hace cuatro años y en los que no se ha puesto ni la primera piedra. Es más, en el caso mijeño aún no están ni los terrenos. El único chare que está abierto en la Costa del Sol es el que está situado en Benalmádena. ¿Y saben por qué? Porque el Ayuntamiento, a instancias de su entonces alcalde, un tal Enrique Bolín, fue el que lo construyó. Como lo leen. Menos mal que la consejera de Salud, María Jesús Montero, no ha alardeado del macrohospital, la que sin duda es la gran trola sanitaria de la Junta en Málaga. Sinceramente, estas cosas se podrían evitar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada