viernes, 23 de enero de 2015

FUNDACIÓN FENICIA DE MÁLAGA

BÚSANOS Y LA FUNDACIÓN FENICIA DE MLK

Los arqueólogos investigadores en La Araña aseguran que esa parte de bahía de Málaga estaba habitada hace más de 50.000 años. Y todo sugiere que nunca ha dejado de estarlo, por lo que Málaga podría ser con mucho la población PERMANENTEMENTE HABITADA más antigua de Europa.

Antes de que los fenicios nos pusieran nombre, ya existía aquí una población organizada bástula, cuya antigüedad no ha sido investigada ni parece posible que lo sea, porque todo el territorio viejo de la ciudad es una tarta arqueológica casi infinita. Doquiera que se escarba, aparecen rastros de nuestro pasado.

Demasiados historiadores “serios” olvidan señalar la trascendencia del búsano en la llegada de los fenicios. Ellos fueron los descubridores de la púrpura, el tinte de la realeza antigua, y no cabe duda de que la abundancia en la bahía de búsanos (del que se extrae la púrpura) fue una razón importante de su presencia. Aunque a Cádiz (ignoramos sobre qué bases) se le atribuye una antigüedad de tres mil años y a la Málaga de Gibralfaro sólo unos 2.700 (2.600 a la Málaga del Cerro del Villar), teniendo en cuenta la procedencia oriental de los barcos que recalaban en estas tierras, es más que posible que los fenicios frecuentaran nuestras costas ya antes de aventurarse más allá del estrecho.

Pero Málaga no conmemora de manera alguna su fundación fenicia. Hay razones de eficacia social para celebrar con orgullo el origen de uno, pero en las circunstancias presentes, resaltar con un gran celebración nuestro origen fenicio se convertiría en un formidable argumento turístico. Circula por ahí un proyecto de celebración muy atractivo, del que ya hemos hablado aquí.


En cuanto a los búsanos, conviene señalar que en wikipedia dicen que son lo mismo que las cañaíllas. Pero los malagueños diferenciamos muy claramente una cañaílla de un búsano. Alguien debería apostillar el comentario de esa consultadísima enciclopedia virtual. 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada