domingo, 15 de septiembre de 2013

EL MALAGUEÑO QUE INVENTÓ LA POLÍTICA ACTUAL


ANTONIO CÁNOVAS DEL CASTILLO

MALAGA HISTORIA
Antonio Cánovas del Castillo; historiador, pensador, ensayista, periodista, poeta, novelista, conferenciante, aficionado al teatro, ateneísta, académico de cinco reales academias y además de eso político y no un político cualquiera. Cánovas, realizó excavaciones arqueológicas en Italia, escribió un pequeño tratado de prehistoria en el mismo momento en que esa ciencia estaba naciendo. Cánovas, concebido como un simple político no solo quedaría empobrecido sino quedaría incomprendido. Junto al reconocimiento de sus éxitos, la figura de Cánovas ha estado siempre unida a una fuerte discusión, sobre los aspectos de su obra de gobierno. Pocas figuras hay en la historia contemporánea española que tengan un biografía tan excepcional como la de António Cánovas. Presente en los avatares nacionales desde el final del reinado de Isabel II hasta su asesinato en el verano de 1897. La Constitución de 1876 y el sistema político que imperó desde esas fechas hasta el golpe de estado del general Primo de Rivera están vinculados a su persona, medio siglo en el proceso de modernización de la sociedad, la economía y el estado español.

D. Antonio Cánovas del Castillo, nació en Málaga el día 8 de febrero de 1828. Gran estadista, pionero en la consecución de un sistema político tipo que es el que tienen hoy los países democraticos. 

La obra de Cánovas fue injustamente valorada ya que la España que dejó a su muerte era muy diferente a la que habia cuando era presidente del gobierno. Grandes diferencias entre los españoles tan profundas y tan graves que no planteaban ninguna duda sobre los problemas que acaecieron posteriormente. Cánovas no pudo solucionar éste problema pese a la buena voluntad de algunos, pero ese afán de consenso entre los dos signos tan distantes le avaló un reconocimiento al enjuiciar su obra por los historiadores. Sus logros fundamentales han sido reconocidos; como: el fin del intervencionismo militar mediante el "pronunciamiento"; la solución, regular la alternancia de los partidos del gobierno, la reconciliación de la Corona con las fuerzas políticas más liberales, la consolidación del Congreso y el Senado como centros reales de la vida política; la incorporación al sistema del catolicismo político; aislando al carlismo y la consecución de un marco político estable que facilitaría un desarrollo económico sostenido. D. Antonio Cánovas del Castillo, cinco veces presidente del gobierno durante los reinados de; Isabel II1833-1868, Alfonso XII de Borbón 1874-1885 y María Cristina de Habsburgo-Lorena que al fallecer Alfonso XII, ejerció la regencia durante la minoría de edad de su hijo, el rey Alfonso XIII desde 1885 hasta su muerte en 1897, aunque se comentaba que ya ha su edad iba a dimitir. Cánovas formó un gobierno que ejercería la regencia hasta la llegada de Alfonso XII. Ese espiritu de politica de centro quedó confirmada al integrarse en la Unión Liberal, partido creado por O’Donnell para interponerse entre moderados y progresistas. Su primera responsabilidad política fue la redacción del Manifiesto de Manzanares, que hizo públicas las posiciones de los militares participantes en la llamada «Revolución de 1854» (O’Donnell, Serrano y Dulce).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada