sábado, 23 de junio de 2012

LA JUNTA NO PARA DE MENTIR. La falta de electricidad, última excusa para no abrir el Hospital del Guadalhorce




ISABEL GARCÍA PINAZO NOS ENVÍA LA SIGUIENTE NOTA DE “MÁLAGA HOY”

Fuentes sanitarias dan por hecho que no se abrirá este año -como prometió Salud- porque queda su recepción, equipamiento y dotación de personal; incluso dudan de que pueda entrar en funcionamiento en plena crisis

La obra del Hospital del Guadalhorce se inició en 2008, cuando en realidad debía estar acabada. La Consejería de Salud aplazó su apertura y dio un nuevo plazo de apertura: 2012. Lo ha construido a pesar de la crisis. Parecía que de todas las infraestructuras sanitarias prometidas en la provincia -chare de Mijas, de Estepona, CARE de Torremolinos y megahospital-, iba a ser el único proyecto capaz de ponerse en marcha porque mientras su edificio ya está acabado, todos los demás de momento no son más que puro papel.

Pero ahora amenaza con convertirse en un edificio fantasma, terminado y sin uso, debido a los apremios económicos que atraviesan todas las administraciones. La Delegación de Salud esgrime que tanto esta Consejería como la Diputación de Málaga han cumplido su compromiso y han acabado el edificio hospital. Pero la Administración sanitaria argumenta que no puede recepcionar el inmueble porque está pendiente la acometida eléctrica, que ya es responsabilidad del Ayuntamiento de Cártama. Y el Consistorio, pese a los reiterados e insistentes esfuerzos de Málaga Hoy por conocer la situación de esa parte del proyecto, no contesta.

El portavoz de la Plataforma pro Hospital del Guadalhorce, Miguel Esteban, aseguró que el problema es que el Consistorio no tiene los dos millones de euros que son necesarios para ampliar la subestación de Villafranco del Guadalhorce y tirar la línea hasta el futuro centro sanitario. Y según Esteban, el Consistorio ya se lo ha comunicado a la Junta. "La obra está acabada, pero el hospital sigue empantanado. La constructora quiere entregarlo, pero el Ayuntamiento no tiene dinero para la acometida y mientras tanto el Hospital Costa del Sol (del que depende el proyecto) no lo recepciona; y toda esta situación la conoce la Junta", resume Esteban.

El responsable de la Plataforma añade además que el mantenimiento, la limpieza y la vigilancia de las instalaciones cuestan más de 4.000 euros al mes "que tendrá que pagar la Junta". Fuentes sanitarias dan por hecho que el Hospital del Guadalhorce no abrirá este año como estaba prometido porque aún queda su recepción, el equipamiento tecnológico y la dotación de personal. Para 2012 estaba hecha la previsión económica para su equipamiento. Las fuentes consultadas apuntan que la Consejería de Salud -que está aplicando recortes en los centros ya abiertos- utiliza como "excusa" al Ayuntamiento de Cártama porque tampoco tiene recursos para mantener abierto un hospital más en la provincia. "Una cosa es recortar jornada a los interinos o no renovar contratos y otra es abrir un hospital que luego tuviera que cerrar. Si se abre, tiene que tener garantizada su continuidad", comentan.

La inversión en el hospital, incluido el equipamiento, es de 27 millones de euros, un presupuesto que el centro hospitalario consumiría en menos de dos años de funcionamiento en personal, mantenimiento, reactivos, fármacos, prótesis y material fungible. Así que el problema no es solo construirlo, equiparlo y abrirlo, sino mantenerlo luego en funcionamiento.

Una portavoz de la Delegación de Salud indicó que el compromiso de la Administración sanitaria es "terminar lo que está en obras". Y acotó: "Abrir se abrirá. Se está a la espera de que el Ayuntamiento haga su trabajo".

También quedan pendientes la urbanización del entorno y los accesos, otro aspecto sin que el edificio no puede recepcionarse. Según explicó Esteban, estos trabajos debe acometerlos el propietario que cedió el suelo para el hospital. A cambio, tendrá derecho a explotar la parcela aneja, siempre para uso sanitario. La licencia para la urbanización y los accesos ya está solicitada. El edificio está completo. Aunque de momento solo dispone de luz de obra, tiene la instalación eléctrica y de fontanería acabadas. De ahí que sea necesaria su vigilancia, porque de lo contrario podría ser objeto de robos.

El Hospital del Guadalhorce se anunció en 2005 y tenía un plazo de tres años. Debía haber acabado en 2008. Pero no fue hasta finales de ese año cuando se puso la primera piedra. Se demoró porque hubo un par de convocatorias que fueron declaradas desiertas. Finalmente, cuando entró en el proyecto el Hospital Costa del Sol fue cuando se desbloqueó y pudo adjudicarse a Ferrovial. Está diseñado para 48 habitaciones susceptibles de uso doble. Es la obra más importante desde que en 2001 abriera el hospital de Antequera y, en 2007, el de Benalmádena. Debe aliviar al Clínico, el hospital con menos camas por habitante de la provincia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada